• La importancia de los olores

La importancia de los olores

Publicado el 03/10/2013

Actualmente la importancia de tener una gran calidad de aire en nuestra vida diaria es un factor muy importante a la hora de desempeñar nuestras actividades.

La importancia de los olores

Actualmente la importancia de tener una gran calidad de aire en nuestra vida diaria es un factor muy importante a la hora de desempeñar nuestras actividades habituales, este hecho es analizado por muchos expertos y un gran número de ellos coincide, que el rendimiento del ser humano mejora si se encuentra en un ambiente limpio que en otro cargado de olores, humo y humedad. Según los especialistas, un escenario saturado de aire contaminado puede reducir considerablemente aspectos tan importantes como la concentración, además de producir episodios de fatiga, estrés y ser nocivo provocando problemas respiratorios graves.

Este es un hecho que a día de hoy es muy difícil solucionar individualmente, ya que la contaminación de los grandes núcleos urbanos es demasiado alta. Pero a nivel particular desde www.alsako.com podemos facilitarle unos consejos para que usted pueda solucionar este inconveniente en su hogar.

En primer lugar la fuente mayor de olores y humos en su vivienda, es la cocina, esta genera una gran cantidad de agentes residuales producto de nuestra actividad culinaria. Por ello desde hace más de 45 años se extiende el uso de la campana extractora y gracias a ella podemos conseguir que se reduzcan casi por completo todos estos agentes.

La campana brinda aire nuevo a la cocina para que sea un lugar mas placentero. Su función principal es

mejorar la calidad del aire, absorbiendo los humos que se producen durante la preparación de los alimentos, así como los malos olores y vapores nocivos tanto para el organismo, como para los muebles y paredes del hogar.

A la hora de elegir una campana, lo primero a observar es si el modelo dispone de una potencia de aspiración adecuada, esta se mide en m³/h y se tiene que adaptar al tamaño de su cocina, eso en términos técnicos se traduce en que, para una renovación adecuada de aire en la zona de cocción, se necesitan entre 6 y 12 veces el volumen de la estancia a la hora. En otras palabras, usted tiene que multiplicar la superficie de su cocina por la altura, para obtener el volumen de la estancia y una vez tenga esto, tiene que multiplicarlo por 6 que se considera la potencia mínima de su campana y por otro lado por 12 que se aplicaría a la máxima. Al multiplicar estas magnitudes le darán la potencia que tendrá que superar el motor de absorción en metros cúbicos la hora (m³/h).

Por otra parte, para una absorción correcta es muy importante encender la campana unos minutos antes de cocinar y apagarla unos minutos después de la actividad además de cerrar las ventanas, con esto conseguimos una recirculación de aire al inicio de la cocción que favorece la absorción de humos y olores en la estancia y por otra parte en la finalización, eliminamos agentes residuales que pueden habitar aún en la estancia.

Otra de las cosas que ayuda a acabar con los olores en las campanas filtrantes o recirculantes, es el filtro de carbón activado que captura las partículas de olor y las elimina para brindar una adecuada

purificación del aire, este tiene que cambiarse cada 3 o 4 meses.

Por último, en el caso de la firma Elica sus diseñadores proponen un filtro llamado Long Life Filter o filtro larga vida, en su traducción. Este particular accesorio cuenta con una tecnología innovadora que garantiza una importante eficacia en su ciclo de vida, además este puede ser lavado a mano o en lavavajillas y secado en el horno a 100° durante 10 minutos.

Dicho esto nos despedimos y esperamos que les hayan sido de gran ayuda estos consejos.

Productos relacionados

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario